En EspañolIn English

Social Science 251
1400 Washington Ave
Albany, NY 12222

Hours: M-F, 9am - 5pm

PDF ICON ITLAL's Annual Report 2007-08
banner image ITLAL's Home Page University at Albany's Home page

Capítulo V. Desarrollando un plan departamental para la observación final entre pares

La evaluación final de la efectividad en la enseñanza requiere un enfoque más metódico que lo que requeriría una evaluación continua. Ambas deben ser desarrolladas juntas y deben ser coordinadas, pero una evaluación final necesita ser formalizada y establecida estrictamente para no comprometer su integridad en ningún punto del proceso. Tenga en mente que las carreras de los profesores están de por medio, entonces el sistema debe ser diseñado para lograr sus metas de manera justa y clara en caso de que haya controversia.
¿Cuáles son los problemas de usar observaciones de pares finalmente?
¿Cómo desarrollar un sistema justo?
¿Pueden los modelos de la evaluación continua funcionar en la evaluación final?
¿Deben los observadores de pares que participan en la evaluación continua de un miembro del profesorado estar envueltos en la evaluación final?
¿Por qué ambos procesos no pueden ocurrir simultáneamente, usando las mismas estructuras y formatos?
¿Si nunca hemos hecho una evaluación entre pares, cómo empezar?
¿Qué dificultades puede llegar a tener un departamento para lograr empezar un programa de observación entre pares para la evaluación final?
¿Cuáles son los problemas de usar observaciones de pares finalmente?
Un administrador cuidadoso puede minimizar los problemas inherentes en la evaluación de la enseñanza creando las condiciones para la evaluación final efectiva a través de su liderazgo:
  1. Haciendo los resultados de aprendizaje y la misión de la enseñanza públicos en el departamento
  2. Participando públicamente y ofreciendo modelar siendo evaluado
  3 Haciendo la misión de enseñanza y las formas de evaluación antes de las visitas a las clases
  4 Agendando reuniones con el profesorado antes de las evaluaciones
  5 Articulando claramente estándares aceptados para el desempeño unidos a los valores y la misión
  6 Logrando consenso sobre el modo como los objetivos de la clase serán evaluados
  7 Reuniéndose con los profesores después de una evaluación para contestar preguntas
  8 Pidiéndole a los profesores que desarrollen planes de acción basados en las evaluaciones de la enseñanza (Volver arriba)
¿Cómo desarrollar un sistema justo?
Uno de los factores más importantes en una observación de los pares exitosa es una preparación cuidadosa (por medio de la orientación y el entrenamiento) de los evaluadores del profesorado. Esto puede parecer obvio para algunos, dado que los profesores pueden recurrir a sus grandes cantidades
de experiencia enseñando como si fuese entrenamiento suficiente, pero es difícil sobre estimar el riesgo de llevar a cabo un programa sin asegurarse que todo el mundo tiene las mismas prácticas, procedimientos y técnicas y entiende porque son esenciales.  Especialistas de la evaluación (averigüe en su centro de enseñanza) pueden ser invitados dentro del departamento para hacer sesiones grupales para todo el profesorado; también, a aquellos que van a llevar a cabo observaciones entre pares se les puede pedir que asistan a los talleres ofrecidos que hablen de este conjunto de habilidades. Evaluaciones de práctica, juegos de rol y estudios de caso son particularmente útiles para preparar al profesorado para observar a sus colegas en el aula de clase.
Hay otras consideraciones que deben tenerse en cuenta para desarrollar un plan de evaluación final de la enseñanza.
  • Considere la misión y valores de enseñanza de su departamento. Si usted va a desarrollar un plan de evaluación de la enseñanza, los valores que guían el sistema deben ser explícitos y directamente conectados a las cosas que son más importantes para el profesorado. De no ser así, los criterios de evaluación van a cambiar todo el tiempo invalidando el proceso y creando problemas políticos.
  • Si no lo ha hecho aún, es importante identificar resultados específicos para los estudiantes que se van a graduar. Esto significa que usted va a necesitar registrar claramente, a través del consenso entre el profesorado, lo que usted quiere ver en sus estudiantes bajo la influencia de su programa académico. Sus resultados le van a indicar lo que se valora más en los profesores y así, qué enfoques para la enseñanza van a poder generar los resultados que usted quiere ver en sus estudiantes.
  • Considere el clima político de su departamento y universidad. Las personalidades de los administradores más importantes como también la opinión no oficial de los líderes de opinión van a afectar tanto la función del proceso como también la validez percibida de los resultados. Dependiendo de su departamento quizá no sea suficiente solo empezar con los entusiastas y esperar entusiasmar al resto. Aun los más escépticos deben ser invitados a la discusión en algún momento cuando el proceso esté empezando. Generalmente es una buena idea invitar a un facilitador de afuera del departamento para estructurar una discusión en el proceso de desarrollar un plan de evaluación final.
  • Considere como el proceso de evaluación será administrado. ¿Habrá un comité que será responsable por el proceso? ¿Todo el departamento será responsable? Aún teniendo un comité estructurado, todo el departamento va a tener que estar incluido en la conversación. De cualquier manera los profesores que llevan a cabo las observaciones deben estar preparados. Esta preparación debe incluir desarrollar una apreciación por cómo los valores de enseñanza y apreciación del departamento pueden ser apoyados a través de un amplio rango de estrategias y estilos de enseñanza. Otro elemento de la preparación debe ser establecer las reglas del juego, en donde un grupo de potenciales observadores ven un video de un momento de enseñanza o revisan un documento y luego comparan y discuten sus respectivas evaluaciones.
  • Considere el tipo de instrumento que va a ser usado. En el siguiente capítulo hay un resumen que le ofrece sugerencias que pueden ser adaptadas a casi cualquier plan de observación de pares. Algunos usan un esquema de “si – no” donde los valores de la enseñanza del departamento son representados como un conjunto de comportamientos que pueden estar presentes o no en la práctica de un instructor. Otros prefieren la escala de Likert para evaluar. Otros son más flexibles e invitan observadores a para que observen lo que ocurre en el aula de clase que representa valores de la enseñanza que se prefieren. Cualquiera de estos enfoques es efectivo mientras las metas, los criterios y estándares sean claros. Para el profesorado de su departamento será necesario determinar cuán estrechamente se van a definir las prácticas efectivas de enseñanza y cuánta interpretación dejarle al observador.
  • Considere cómo serán registradas las evaluaciones y cómo serán comunicadas tanto a la persona siendo evaluada y los administradores que necesitan saber. Las evaluaciones finales pueden ser delicadas y por tanto deben ser manejadas con cuidado y confidencialidad. El proceso de cómo juntar los procesos de evaluación, compilarlos y reportarlos al jefe del departamento debe ser explícito. (Volver arriba)
¿Pueden los modelos de la evaluación continua funcionar en la evaluación final?
Los dos procesos deben funcionar uno seguido del otro de modo que los puntos de enfoque de la evaluación continua son consistentes con los de la final. La retroalimentación que un miembro de la facultad recibe de sus colegas durante la evaluación continua debe ser acorde con los criterios que se usan en la evaluación final para el mismo departamento. La persona que está siendo evaluada necesita asegurarse de que los criterios y estándares no cambien dado que el trabajo que haga
como resultado de la retroalimentación continua pueda también ser medido en el proceso de evaluación final. Por ejemplo, si un departamento pone mucho esfuerzo en motivar a los miembros del profesorado a adoptar modelos de enseñanza en colaboración porque este modelo es consistente con la misión del departamento, entonces la evaluación formal de la enseñanza debe resaltar ese valor primario. No tiene sentido motivar el aprendizaje en colaboración solo para hacer seguimiento de observaciones que solo miden la calidad de las cátedras. (Volver arriba)
¿Deben los observadores de pares que participan en la evaluación continua de un miembro del profesorado estar envueltos en la evaluación final?
Esta combinación no es ideal pero a veces funciona. En términos prácticos, dependiendo del tamaño de su departamento, puede llegar a ser inevitable. Como mínimo, cada miembro del departamento debe estar al tanto de las metas y prácticas de enseñanza y aprendizaje expresadas en la misión de departamento y recibir entrenamiento en la evaluación que considera esas metas y prácticas.  Es posible para el mismo par llevar a cabo ambas evaluaciones mientras el proceso que genera recomendaciones continuas esté separado de la evaluación final. El miembro del profesorado debe confiar en que la evaluación continua no es un juicio definitivo. (Volver arriba)
¿Por qué ambos procesos no pueden ocurrir simultáneamente, usando las mismas estructuras y formatos?
Los dos procesos tienen metas diferentes y por tanto en algún momento van a divergir completamente. El rol de un observador para el proceso de la evaluación continua es diferente del de la evaluación final. Mientras que la primera es más relacionada con necesidades específicas de un colega que está siendo observado, la segunda tiene más que ver con valores de enseñanza del departamento. En el mejor de los dos mundos, ambas perspectivas están muy alineadas pero administrativamente discretas. En departamentos políticamente sanos la distinción es menos pronunciada por el alto nivel de confianza entre los profesores que
permite que los procesos se puedan hacer al mismo tiempo. Sin embargo, este no es el mejor caso para desarrollar procedimientos para manejar una decisión ejecutiva.  El proceso de evaluación final tiene que funcionar aún en un ambiente políticamente disfuncional y de desconfianza. La separación cuidadosa de los procesos continuos y finales ayuda en el proceso.
La evaluación final aplica criterios y estándares que son compartidos por la comunidad profesional para el propósito de hacer un juicio definitivo sobre la efectividad de la enseñanza de un miembro del profesorado. Los procesos continuos están guiados por los mismos criterios y estándares; sin embargo, su propósito no es generar un juicio final, pero más bien señalar aspectos de la enseñanza que pueden ser desarrollados posteriormente. (Volver arriba)
¿Si nunca hemos hecho una evaluación entre pares, cómo empezar?
  1. Empiece con una discusión en su departamento sobre la misión de la enseñanza basada en los resultados del aprendizaje de los estudiantes en su currículo.
  2. Identifique los criterios y estándares de la enseñanza efectiva en su programa o departamento.
  3. Verificar que un plan de observación entre pares
    existe de una forma organizada (ver el capítulo cuatro) para asegurarse que el profesorado tiene una oportunidad para desarrollar su enseñanza hacia la misión del departamento. Si no existe tal plan no considere un proceso de evaluación final todavía hasta que el proceso continuo exista.
  4.

Seleccione o diseñe instrumentos que vayan con la misión y procedimientos que guíen el proceso de evaluación.
  5. Prepare y entrene al profesorado sobre cómo hacer observaciones entre pares.
  6.

Decida un procedimiento para recolectar y comunicar los resultaos de las evaluaciones. (Volver arriba)
¿Qué dificultades puede llegar a tener un departamento para lograr empezar un programa de observación entre pares para la evaluación final?